sábado, 17 de diciembre de 2011

ASCENSIÓN A PEÑA SOBIA

 Por primera vez nuestros pasos nos llevan al concejo de Teverga. La ruta es apropiada a la época del año, días con muy pocas horas de luz y tiempo inseguro, un día gris y amenazando lluvia y nieve. Subiremos desde Carrea hacia la parte alta de la Sierra de Sobia, la cadena montañosa que separa los concejos de Quirós y Teverga.

 En Carrea nos preparamos para la ruta; hoy será un día de polainas y ropa de agua.

 Tras atravesar el pueblo nos encontramos con una pista ancha que asciende hacia la sierra. Desde ella vemos el Santuario de Nuestra Señora del Cébrano, en la parte alta del pueblo.

 La pista, en ascenso continuo, atraviesa un bosque mixto donde abundan los castaños y robles.  

 A nuestras espaldas va quedando el Valle de Teverga, visible sólo en los momentos en que la lluvia y nieve nos dieron tregua.
  
  Por encima de la zona arbolada el paisaje cambia. Tras pasar por una zona de pequeños pastos nos encontramos con los primeros muros de caliza que anuncian la parte alta de la sierra. Estamos en la zona de Les Envueltes, donde el camino gira a derecha e izquierda buscando la sierra. Comienza a nevar...

 En el paredón rocoso del fondo de la foto se abre la entrada de la llamada Socueva; cuenta la tradición que esta oquedad era una osera donde se refugiaban los osos para la hibernación.

 Tras pasar una portilla que cierra el paso al ganado la pista continúa hasta llegar a la Laguna de Sobia, a 1.360m de altura sobre el valle de Teverga.

 Desde la laguna giramos en dirección NO para adentrarnos en las vegas que se encuentran en la parte alta de la sierra. Son las Vegas de Adentro y de Afuera, rodeadas por varios picos, uno de ellos, la Peña Sobia será nuestra meta.
 Dejamos al este la Vega de Afuera, que se ve al fondo de la primera foto y pasamos a la Vega de Adentro para buscar la cumbre de Peña Sobia.

 Estas vegas tienen muchas cabañas y corros; estos últimos son construcciones circulares de piedra con techo de bóveda y usadas como abrigo ganadero; son de origen extremeño y forman parte de la herencia trashumante de estas tierras. 

 Atravesamos la Vega, completamente cubierta de nieve y buscamos Peña Sobia por el este de la braña. Enfrente de ella, hacia el oeste está La Siella otra de las cumbres de la sierra.

 El terreno se vuelve pindio. No hay ninguna senda marcada y tenemos que adivinar la ruta pues desde esa zona no está visible la cima. Buscamos una cresta que nos acerque a ella. 

 Desde la cresta vemos Peña Sobia por primera vez.

 Fotos en la cumbre con brindis navideño, cortesía de Ayo...

 Después de un pequeño descanso comenzamos el descenso. Buscamos una vía más directa que la de subida para volver a bajar a la braña. Pisamos un terreno dificil, bloques de caliza con muchas grietas, matorrales y mucha nieve que no nos deja encontrar una dirección clara; en algunas ocasiones tenemos que volver sobre nuestros pasos para salvar algún destrepe demasiado arriesgado.

 Desde la Vega sólo nos queda recuperar la huella de la subida y desandar nuestros pasos hasta Carrea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada