sábado, 9 de abril de 2011

TORRE DE LOS TRAVIESOS O TORRE DEL ALBA

 Volvemos a los Picos de Europa, la montaña más espectacular de la Cordillera Cantábrica. Esta vez en el Cornión, el macizo occidental de Picos por el acceso más frecuentado, el aparcamiento de Pandecarmen, unos kilómetros por encima del lago Enol. Esta ruta no es circular, sigue el mismo recorrido en el ascenso y descenso lo que facilita el regreso en el caso de que la climatología no acompañe; algo habitual en esta montaña donde la niebla aparece de repente, sin amenazar, casi de sorpresa.
 La ruta la empezamos en el aparcamiento de Pandecarmen, cerca del Lago Enol y acceso principal al macizo del Cornión. Hacemos la foto de salida, esta vez con nuevas incorporaciones que además ayudan a bajar la edad media (edad media tirando a renacimiento) del grupo.

  Nos aproximamos al Río Pomperi que cruzamos por el Pozo del Alemán para ascender a Vega La Piedra.


  Llegamos a las primeras praderas de Vega La Piedra, desde aquí subiremos por una sucesión de campas (Vega Canrraso, la Rondiella), hasta el Collado La Gamonal.
  
  Desde el Collado La Gamonal vemos los dos refugios de Vegarredonda, el viejo, a más altura, nos indica la ruta a seguir para adentrarnos en la montaña. En el centro de la canal el Porru Bolu, un gigantesco monolito, hace de guía señalando el camino a seguir por la Llampa Cimera hasta el Collado La Fragua.

 En el refugio viejo hacemos la primera comida y reponemos agua para el resto del día.

 Reanudamos la marcha por la Llampa Cimera sin perder de vista en ningún momento el Porru Bolu.

 Desde ese momento la nieva no dejará de acompañarnos por el resto de la jornada. Es nieve primavera, blanda y muy agradable de pisar transmitiendo mucha sensación de seguridad incluso en las rampas de mayor desnivel. Por la izquierda de la canal, en la dirección de la marcha, los Argaos, y por la parte derecha, majestuoso, el Porru Bolu.

 Cerca del collado en una mirada atrás vemos parte del camino recorrido desde los refugios de Vegarredonda por la Llampa Cimera.
  
 Alcanzamos el Collado La Fragua, así llamado porque por aquí se sacaba el mineral extraido del Jou Sin Tierri. Desde aquí entraremos en la zona de los Jous de Los Asturianos y del Jou Santo a través de Las Barrastrosas y veremos por primera vez muchas de las grandes cumbres del Cornión

 Algunos montañeros con esquís de travesía ascendían hacia el Jou de Los Asturianos.

  Una mirada atrás nos enseña parte del camino recorrido por Las Barrastrosas.

  Desde la primera parte de Las Barrastrosas vemos las primeras cumbres importantes; de izquierda a derecha la Aguja de Enol, la Torre de Santa María y La Cebolleda.

 Hacia el este: la Torre de los Traviesos, el Pico de los Asturianos y la Torre de la Canal Parda. 

 Buscamos el flanco norte del Jou de los Asturianos para alcanzar una cresta que nos acerca a la base del Pico de los Asturianos. Ahí tendremos la única trepada de la jornada; fácil pero por la nieve y los argallos que se forman en ella por el calor de los últimos días la pasaremos con mucha prudencia. Se ven furacos de más de metro y medio de profundidad.

  Desde la cresta vemos en una panorámica la amplia hondonada del Jou Santo limitado por el sur y de izquierda a derecha por el Pico de los Asturianos, la Torre de la Canal Parda, Peña Santa, la Torre del Torco y las Tres Marías; entre Peña Santa y las dos últimas, la canal que lleva a Caín. La Torre de los Traviesos en esta perspectiva queda oculta por el Pico de los Asturianos aunque es más alta que éste. Lo bordearemos por la izquierda para alcanzar la pala de nieve que cubre su parte más alta. 

Una aproximación al Jou Santo con Peña Santa dominando el patio.
 
En un cielo despejado de nubes la luna parece indicarnos el camino.
  
 Desde la falda del Pico de los Asturianos volvemos a ver la Torre de los Traviesos. Queda una de las zonas más pindias del ascenso, con fuertes rampas en la parte final en la que tendremos que evitar alguna zona de nieve dura con líneas de fractura en algún punto.

 Desde la cumbre, en la que ya estaban varios grupos de montañeros, vemos gran parte del Cornión y el camino recorrido desde el Collado La Fragua. De izquierda a derecha de la panorámica: Peña Santa, El Torco y las Tres Marías, la Torre de Enmedio y la Horcada y más a la derecha la zona de las Barrastrosas. 

En primer plano Nacho, el novato del grupo que sin embargo hizo toda la ascensión en cabeza del pelotón.

 Tras un breve descanso iniciamos el descenso con algún pequeño resbalón, como siempre más duro y difícil que la subida.

 Buscamos tierra firme para hacer la comida principal del día con un poco de prisa ante la amenaza de la niebla que en Picos aparece tantas veces sin saber de dónde, incluso en los días más despejados.

 De vuelta bordeando el Jou Santo y el Jou de los Asturianos en dirección a las Barrastrosas.

 Destrepando la cresta de la subida; también más difícil que en el ascenso.

 Atravesando las Barrastrosas y buscando el Collado La Fragua. La niebla cubría la ruta a ratos, pero las huellas de la subida evitaron que nos perdieramos en el descesnso, una de nuestras especialidades.

Llegamos al collado; desde aquí el descenso por la Llampa Cimera no tuvo pérdida a pesar de la niebla.

En la parte baja de la Llampa empieza a escasear la nieve. Estamos muy cerca del refugio viejo de Vegarredonda.

 Llegamos a Vegarredonda donde hacemos la última parada de la jornada.

 Apareció un poco de jamón pata negra y alguien habló de unas cañas... pusimos la directa hasta el refugio del Enol. Nos queda todavía un buen trecho para atravesar de bajada las camperas de Vega Canrraso, La Rondiella y Vega La Piedra. 

... y final de ruta con las cervezas en el refugio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada