sábado, 5 de junio de 2010

ASCENSIÓN AL TIATORDOS

 Nos reunimos una mañana de Junio en el pueblo de Pendones, en Caso para ascender el pico Tiatordos. Una mañana soleada y tranquila que presagiaba un agradable día de montaña.

 Desde el pueblo, el camino asciende suavemente por las vegas de la parte alta del pueblo recorriendo un paisaje representativo de esta parte de Asturias: praderas, cabañas y un arbolado variado, robles, fresnos, castaños, avellanos que poco a poco darán paso a las hayas, las reinas de la media montaña.

 El recorrido por las vegas termina en las proximidades de la Foz del Palombar, un estrechamiento en la parte alta del valle que nos conducirá a las majadas desde las que se accede al Tiatordos, la montaña que las corona.

 La peña L'Arcu flanquea la foz por uno de sus costados.

 Si nos giramos vemos la foz ya superada, aquí comienzan  los pastizales de las majadas. Un espino blanco florido da el toque primaveral a la ruta.

 Llegamos a la Majada del Pláganu, con restos de cabañas y una fuente que al menos en esta primavera estaba seca. Por primera vez vemos la cumbre del Tiatordos.

 Hacia atrás la niebla empieza a cubrir la parte baja del valle, aunque parece que hoy no va a ser un problema.

 Después de alcanzar la Majada Tiatordos comienzan las primeras rampas de ascensión a la montaña; terreno de brezales que dan un toque de color a esta parte de la ruta. A nuestras espaldas el valle de Pendones empieza a cubrirse de niebla y por la izquierda la Peña L' Arcu señala el camino por donde hemos ascendido.

 La vegetación escasea a partir de aquí y da paso a un terreno más rocoso con algunos neveros que se mantienen del invierno. Desde aquí hay varias rutas que dan acceso a la cumbre y se ven muchas sendas marcadas por el ganado que pasta estas majadas. La ruta más natural es por la parte izquierda de la montaña para ganar la arista que lleva directa a la cima, aunque el grupo se dispersa y usa varias alternativas.

 Parte del grupo ya está en la cima y los demás vamos llegando poco a poco.

 Ya en las alturas vemos hacia el este el Cornión, el macizo occidental de Picos que asoma entre la niebla que cubre la parte baja de los valles.

 La reunión en la cumbre. Llenamos las barrigas y echamos un pigarzo antes de comenzar el descenso.

 Iniciamos el descenso por la cresta que nos llevó a la cumbre para volver a la Majada Tiatordos. El  valle de Pendones vuelve a aparecer ante nuestros ojos con la Peña L'Arcu marcando la entrada a la Foz del Palombar.

 Buscamos una ruta alternativa para regresar a Pendones. En la Majada Tiatordos nos desviamos hacia el este y descendemos por una ruta que desciende al valle por uno de sus costados.

 A medida que descendemos vuelve a repetirse el paisaje de majadas y cabañas en la parte media del valle.

 Hasta llegar al terreno de las hayas, en  lo más alto del estrato arbóreo de los bosques cantábricos.
 Y después del hayedo pasaremos de nuevo a las vegas del pueblo de Pendones para finalizar la ruta.